Para mí lo máximo es el sushi

Estoy en la última clase del día, y ya tengo hambre, sólo puedo pensar en unos rollos de sushi. Mi papá dijo que saliéramos a cenar ahora, estoy rogándole a Dios porque todos estén de acuerdo en aprovechar la promoción de los miércoles (sushi al 2×1).

Cuando estaba pequeña escuchaba hablar del sushi, toda la vida me pareció asqueroso, porque me decían que era crudo y no se me apetecía. No sé si fue bueno o malo probarlo porque ahora siempre quiero comerlo y no es la comida más barata en el mercado, sin embargo disfruto cada mordidita…

 

Advertisements

De la noche a la mañana, me enamore.

Siempre fui a una persona de lo menos atletica, nunca practique ningun deporte, tuve mil intentos fallidos de ir al gimnasio, me cansaba con solo subir gradas y caminar era un verdadero suplicio.

Pero siempre he dicho que quiero ser una mujer integral y parte de ser una mujer integral es cuidar mi salud por medio del ejercicio. Asi que un dia dije, “ahora empiezo el gym” y sin mas ni mas, me inscribi, me puse los tenis de mi hermana (porque no tenia) y empeceun nuevo capitulo en mi vida…

Me encantooooo!!! Ahora voy todos los dias, almenos una hora y disfruto, sudar, me gusta que me duela, porque si no duele no sirve y estoy ansiosa por empezar a ver los cambios fisicos, porque los animicos ya los veo, el ejercicio produce enorfinas y estas producen felicidad…

PD: compre tenis.

Todos preferimos la comida chatarra

Estoy cenando todos los dias el batido de Herbalife, porque quiero rebajar un poquito, pero ahora me insistieron en salir a cenar y dije que si. Iba decidida a comerme una ensalada pero mis acompañantes querian TacoBell. Las ensaladas estan al 2×1 todos los lunes, asi que mi decision era muy fuerte!!! Asi que pense en que mas de alguien iba a estar en el establecimiento y podria aprovechar con ese alfuien el 2×1, sin embargo me acerque al lugar y no habia NADIE queriendo comer saludable y donde habia comida chatarra, hasta habia fila…

Fracase en mi intento de conseguir una pareja de compray renuncie a la idea de mi ensalda nutritiva y la cambie por unos burros y nachos de TacoBell, me siento culpable de haber comido tan poco saludable, me pregunto si los que hacian la fila tendran la misma culpabilidad…

Como hemos cambiado…

Cuando estaba en el colegio, exactamente en segundo año de bachillerato y era “PROM” solamente podía pensar una cosa: finalmente iba a tener toda la libertad del mundo, al entrar a una Universidad en San Salvador, pues soy de Santa Ana. No había nada que me emocionara más que eso, no veía la hora de valerme por mí misma y hacer lo que quisiera.

Y así empecé teniendo más libertades que nunca, no había nadie detrás de mí diciéndome “levantate” “ordená” “estudiá” y para mí la vida era lo máximo porque “ya estaba grande”.

Con el pasar del tiempo me dí cuenta que tampoco había nadie detrás de mí diciéndome “tenés hambre?” “te sentís mal?” “querés algo del súper?” y fue en ese momento en el que empecé a valorar mi casa, mi familia, mi hogar…

Y ahora, es domingo en la noche y mañana tengo que irme a San Salvador y sólo puedo pensar en como he cambiado, porque ahora no quiero irme, quiero estar en mi casa, con mi mami, mis perritas y todas las atenciones de las que me ví rodeada tanto tiempo y no aprecié…

El papa me regalo un libro

El año pasado,  el papa Benedicto XVI  nos dio un regalo especial a todos los asistentes a la JMJ Madrid 2011, se trata de un libro sumamente especial, el Youcat, que es un catecismo de la Iglesia Catolica dirigido especialmente a los jovenes.

Desde el dia que me lo entregaron lo guardo y lo aprecio como un verdadero tesoro, ademas de tener un significado especial para mi, por lo que representa. Ademas ha sido una guia para mi como catolica practicante, para aprender a defender mi fe y a conocer mas de la historia de mi religion?

Muchas veces he encontrado frases o parrafos que me ayudan a edificar mi vida espiritual y me dan animos para seguir…

“Dios es tan grande que puede hacerse pequeño. Dios es tan poderoso que puede hacerse inerme y venir a nuestro encuentro como niño indefenso para que podamos amarlo.” Benedicto XVI

Los primogénitos somos conejillos de indias

Siempre he pensado que desde que nací soy una conejilla de indias, fui, soy y seré siempre la primer todo de mis papás, conmigo aprendieron a cambiar pañales, a dar de comer a un bebé, a jugar con una niña, a como eran las primeras salidas a casas de amigas, pijamadas, primero novio… primer todo, cuando mi hermana menor pasó todo eso “ya tenían experiencia” y quizás fue más fácil que conmigo, para ella resultaron más fácil muchas cosas y sigue siendo así.

Sin embargo ser la mayor tiene sus ventajas, aún no sé si cambiaría el puesto de primogénito, pero de algo estoy segura, para nuestros hermanos menores todo es más fácil.

6 de junio día de Champagnat

Marcelino Champagnat, padre marista francés, es el fundador del Instituto de los Hermanos Maristas de las Escuelas o Hermanitos de María. El encanto que produce su persona no nace de una primera impresión sino de una presencia continuada y sencilla. Como María de Nazaret, se mueve en la discreción. Su riqueza interior es de profundo calado y son contagiosos su dinamismo personal, su alegría, su espiritualidad mariana y su confianza en Dios. Los niños y jóvenes son sus amigos y le tienen un cariño especial. Los hermanos, a los que tanto ama, son los herederos de su espíritu. Su itinerario de fe le conduce hasta la primacía del amor, que en esto consiste la santidad.

Ayer fue el día de San Marcelino Champagnat y todos los maristas debemos sentirnos orgullosos de ser parte de la gran familia, fundada por nuestro querido Champagnat.

Desde muy pequeña se me fueron inculcados los valores maristas: humildad, sencillez y modestia. Para mí fue una bendición formarme en un colegio marista ya que es una gran obra de amor y aprendí muchas cosas buenas.

Comparto con ustedes uno de mis cantos preferido

Amaos como yo os he amado,

con el corazón abierto,

construyendo entre todos
la familia de Marí a (2).

No podemos renunciar

a lo que otros nos dejaron.

Marcelino vive hoy

a través de nuestros brazos.

Debemos continuar

lo que ellos comenzaron.

Amaos..

Donde haya un hermano,
allí tengo yo mi casa.
Con el pan y con el vino
celebramos el encuentro.
Es un signo de familia
acoger al que ha llamado.

Son testigos de esperanza
los tres puestos que anhelamos:
una CRUZ en el camino,
el sufrir de cada hermano;
el BELEN de cada día
y el ALTAR de nuestras manos.